Sí se Puede tendrá una concejalía en el gobierno del PP en Orpesa aunque sin "compromiso de voto"

Política

El pleno de Orpesa ratificó ayer con los votos del Partido Popular y Sí se Puede la creación de una nueva dedicación parcial que recibirá Arantxa Martínez. La portavoz de Sí se Puede recibirá un salario de 1.500 euros brutos al mes en 14 pagas y pasará a gestionar la concejalía de Asuntos Sociales y Desarrollo Laboral en el ejecutivo del PP. Los populares remarcaron que Martínez no adquiere "ningún compromiso de voto". La oposición criticó duramente este acuerdo.

El Partido Popular y Sí se Puede validaron en el pleno de ayer la creación de una nueva dedicación parcial con un salario de 1.500 euros brutos al mes en catorce pagas, que percibirá la concejala de Sí se Puede Arantxa Martínez. Así, Martínez pasará a gestionar una concejalía dentro del ejecutivo del PP, que gobierna en minoría. El resto de oposición criticó el acuerdo y la postura de Arantxa Martínez. El alcalde remarcó que el acuerdo no comporta "ningún compromiso de voto".

"Queremos hacernos con la concejalía de Servicios Sociales y Desarrollo Laboral", informó Arantxa Martínez. "Estamos aquí por la emergencia social del municipio, pero no es lo mismo estar en el equipo de gobierno que en la oposición", justificó así su posición Martínez, que recalcó que su formación no se guía por "políticas de partido". Martínez reconoció que "posiblemente esto sea un tiro en el pie, pero creemos en el proyecto. No me importan los palos que me puedan caer".

El alcalde Rafael Albert destacó que entre el PP y Sí se Puede "no hay ningún pacto. Es un acuerdo de colaboración". En este sentido, Albert incidió en que "no hay ningún compromiso de voto. Votará lo que estime oportuno". El alcalde recordó que desde que Martínez facilitó la aprobación de los presupuestos con su abstención, "las conversaciones han sido más fluidas". Albert explicó tras el pleno que seguramente emitirá la próxima semana una resolución para otorgarle a Martínez sus nuevas competencias.

La oposición critica el acuerdo

"Pensábamos que la gente que votaba a Sí se Puede lo hacía porque creía que estaba votando a Podemos a nivel local. Estamos sorprendidos y, como vecinos, avergonzados", dijo el portavoz del PSPV Fernando Domínguez. Marta Rubio de Compromís lamentó que Martínez haya "vendido su voto a quienes tanto criticó. Es un pacto contra natura". Rubio dijo que "lo peor es todo lo que vendrá después. El PP tiene ya vía libre para hacer lo que quiera, como siempre ha hecho".

Araceli de Moya de Ciudadanos dijo que Martínez "hará lo que le dejen hacer. Será una más en el gobierno del PP". De Moya señaló que "El PP se asegura la mayoría absoluta hasta final de legislatura" y criticó que Martínez haya venido a "regenerar su bolsillo". El pleno contó con una importante presencia de público debido, en gran parte, a la expectación que causó el debate y posterior ratificación de este acuerdo.