La oposición rechaza un convenio de pagos para saldar la deuda de Comervi con Orpesa

Hacienda

Comervi, sociedad que agrupa la actividad inmobiliaria y promotora de Marina d'Or, solicitó firmar un convenio singular con el Ayuntamiento de Orpesa para saldar la deuda de 2.788.000 euros de crédito privilegiado en siete años. Al superar esta cantidad el 10% de los recursos ordinarios municipales, se requería mayoría absoluta para su aprobación. Los votos en contra del PSPV, Compromís y Ciudadanos y la abstención de Sí se Puede impidieron su aprobación.

La Comercializadora Mediterránea de Viviendas (Comervi), sociedad que agrupa la mayoría de la actividad inmobiliaria y promotora del grupo Marina d’Or, presentó un calendario de pagos para hacer frente a los 2.788.000 euros de crédito privilegiado que debe al Ayuntamiento de Orpesa. Comervi hizo llegar esta propuesta tras su salida del concurso de acreedores. Los grupos de la oposición tumbaron este plan de pagos en el pleno extraordinario de ayer al no estar de acuerdo con la manera en que la sesión fue convocada. El Partido Popular consideró el acuerdo positivo para los intereses municipales al garantizar el cobro de la deuda.

Tras la salida del concurso de acreedores a mediados de abril, Comervi confeccionó un plan de pagos para abonar estos 2.788.000 euros. Esta cantidad se iba a pagar mensualmente durante siete años. Para hacerse efectivo este calendario, el plan debía ser ratificado por el consistorio antes de que los juzgados validaran las diferentes decisiones que tomó la junta de acreedores sobre la deuda de la sociedad inmobiliaria. Al tratarse de una cantidad que superaba el 10% de los recursos ordinarios municipales, el plan debía aprobarse por mayoría absoluta en un pleno. Estos 2.788.000 euros corresponden a pagos de IBI o cuotas de urbanización.

“La sentencia puede tardar un día o un año en salir, no lo sabemos. Nuestro único interés es que el ayuntamiento cobre la deuda. No queremos ir a expropiar. Los abogados nos dijeron que mejor aprobarlo hoy que mañana”, dijo el alcalde y edil de Hacienda Rafael Albert. El Partido Popular votó a favor, Sí se Puede se abstuvo y PSPV, Compromís y Ciudadanos votaron en contra después de criticar la manera en que el pleno fue convocado ya que, a su juicio, no tuvieron tiempo de estudiarse la documentación, que se entregó esa misma mañana. “Un pleno extraordinario urgente se puede convocar para un mismo día. Nosotros tuvimos la deferencia de avisar el lunes a todos los portavoces”, dijo Albert.

Sobre la ejecución de esta deuda, Rafael Albert recalcó que “en el momento en que dejaran de pagar una cuota el convenio se iría al traste”. Además, antes de firmar este convenio singular la sociedad inmobiliaria de Marina d’Or tenía que hacer frente a los 243.000 euros que deben desde que entró en concurso de acreedores hasta la fecha y que se contabilizan aparte. Aunque no se trató en el punto, en el pleno se informó que Comervi debe además al consistorio 1’8 millones de euros calificados como créditos ordinarios y subordinados a los cuales la junta de acreedores les aplicó una quita del 65%, que un juez debe ratificar.

Se requería mayoría absoluta

“El cuerpo me pide votar en contra y que paguen de golpe toda la deuda, pero la cabeza me dice que este plan de pagos da mejores garantías de cobro para el ayuntamiento”, dijo Arantxa Martínez de Sí se Puede, que se abstuvo. “No sabemos el porcentaje de deuda que cubrirán las propiedades que la empresa ha aportado como garantía”, criticó Josep Lluís Romero de Compromís. Fernando Domínguez del PSPV argumentó que “las garantías con menor liquidez y valor tendrían que liberarse primero. El orden inverso de liquidación es perjudicial”.

La abstención de Sí se Puede se contabilizó como un voto negativo que, unido a la posición contraria al acuerdo por parte del PSPV, Compromís y Ciudadanos, impidió que el punto se aprobara por mayoría absoluta. Se requerían 7 votos positivos pero únicamente se consiguieron 6, los del PP. Arantxa Martínez, que ostenta dos concejalías en el gobierno del Partido Popular, dijo tras el pleno ser absolutamente consciente de su voto."Sé en todo momento lo que he hecho", dijo Martínez. Rafael Albert indicó “que si se vuelve a llevar a pleno es porque la oposición nos lo pida. Nosotros lo hemos propuesto porque creemos que es positivo para el ayuntamiento”.